Blockchain parte 2: Smart Contracts

Blockchain parte 2: Smart Contracts

En mi anterior artículo: ¿Qué es Blockchain? expliqué de manera muy simple a qué se refiere la industria con este término, tan de moda entre los proveedores de tecnología. Pues bien, dado que es un tema que me apasiona y es por demás interesante para mí, me he dado a la tarea de generar una serie de posts para irnos adentrando cada vez más en esto tan novedoso.

Esta vez quiero hacer más clara la distinción entre Blockchain (la tecnología) y Bitcoin (un caso de uso).

En la vida real, cualquier persona podría crear su propia moneda. Sin embargo, se enfrentaría a dos problemas:

1.- ¿Quién va a aceptar esa moneda? Si de repente yo generara, por ejemplo, un “Peso Alejandrino”, ¿habrá alguien que me dé algo por billetes con esa denominación? Cada moneda necesita un respaldo. Anteriormente las monedas valían de acuerdo a las reservas de oro del Banco Central de cada país. Hoy en día las monedas tienen su valor (o al menos parte de su valor, mi objetivo aquí no es dar clases de economía) en base a la reserva de dólares que tiene cada Banco Central.

2) En caso de disputas, falsificaciones y políticas aplicables ¿Quién se encarga de ser el juez y dar la resolución final? Nuevamente, dicho juez y su sentencia deberán ser reconocidas por los participantes. En este caso es, como lo podremos imaginar, otra vez el Banco Central de cada país.

Puse al Banco Central en negritas por una razón: a la luz de todos nosotros (los que participamos en la economía) es una institución que tiene las credenciales y la credibilidad suficiente para fungir de respaldo y juez en temas de la moneda. Aunque suene obvio, el Banco Central no es la moneda en sí, solo la entidad reguladora.

Lo mismo pasa con Blockchain y Bitcoin.

Bitcoin es la moneda.

Blockchain es una tecnología que sirve como entidad reguladora, aceptada por sus participantes y sin intervención humana.

Lo interesante es justo esta última parte. Mientras que un Banco Central está dirigido, al final del día, por personas (que son susceptibles a errores, corrupción, etc) Blockchain es una entidad reguladora auto-administrada (de cualquier cosa) que no está sujeta a los errores humanos. Al menos no en un principio.

Como entidad reguladora, no está limitada a temas monetarios solamente. Pensemos en un ejemplo práctico:

  • Alejandro quiere rentar un departamento para vivir cerca de su empleo. Para ello, se pone en contacto con un arrendador.
  • Ambas partes se ponen de acuerdo en el precio de la renta y en un depósito inicial, que se utilizaría solamente en caso de que Alejandro incumpla algunas de las cláusulas del contrato (por ejemplo, maltratando el departamento).
  • El precio, el depósito y las condiciones legales se ponen por escrito en un contrato. Dicho contrato tiene que ser avalado por una entidad reguladora (un notario).
  • Pasando el tiempo acordado en el contrato, si existe algún desperfecto en el departamento imputable a Alejandro, la entidad reguladora deberá dar un diagnóstico y dictamen, que finalmente redunda en un pago al arrendatario, deducido del depósito inicial.

Lo mismo pasa en Blockchain. Además de regular temas como la validez de una moneda, existen en cada Bloque la posibilidad de incluir lógica de negocio:

  • Genera un depósito inicial.
  • Si no hay nada que reportar, regresar el depósito a Alejandro.
  • Si hay desperfectos, pagar al arrendatario.

Entonces Blockchain es en este caso, el notario. En otras palabras una entidad regulatoria reconocida y aceptada por las partes. El contrato, en terminología de Blockchain se llama Smart Contract.

Finalmente, ¿Cómo sabe Blockchain, una entidad sin intervención humana, que hay un desperfecto en el departamento arrendado? Pensemos, por ejemplo, que se dañó la instalación eléctrica. Sin una persona, un técnico especializado para dar el diagnostico, ¿Cómo proceder?

Aquí viene otro término utilizado por proveedores de tecnología: pongamos un sensor en cada cosa que se pueda descomponer, y así Blockchain tendría la información suficiente. ¿A qué suena esto? Claro, Internet Of Things.

Aquí estamos entonces, ligando dos de los conceptos más “novedosos” de la industria de venta de software.

En el próximo post, explico algunas de las implementaciones actuales de Blockchain.

Publicado originalmente en bajo mi Perfil de LinkedIn.