La falacia de compartir contenidos

Internet Of Things

Es prácticamente un mandamiento que, para ser reconocido dentro de las redes sociales (sobretodo las “redes de profesionistas”, LinkedIn) se debe seleccionar un tema (una “marca personal”) e inundar al mundo con contenidos relacionados. Existen, por ejemplo, las empresas de tecnología que piden a sus empleados promocionar sus productos, como si el empleador tuviera también jurisdicción en las redes sociales personales.

De cualquier forma, uno esperaría que los contenidos compartidos sean propios, por varias razones:

  1. En teoría, las empresas de tecnología se venden como “lugares de innovación y gente experta” en lo que sea que vendan. No es demasiado, quiero yo pensar, que alguno de sus “grandes expertos” tenga conocimiento nuevo para aportar, ¿cierto?.
  2. Los mercados tienen particularidades que son imposibles de negar. Puede ser interesante conocer las tendencias de IoT en Alemania, por ejemplo, pero eso ¿en qué ayuda al mercado latinoamericano? Yo quisiera asumir, nuevamente, que los llamados expertos locales han pasado por el ejercicio de adaptar los productos externos al mercado interno.
  3.  Si un cliente potencial tiene la dedicación y el tiempo para dedicarse a leer los contenidos de los proveedores de tecnología, ¿no sería deseable que fuera algo accionable, concreto y con alto valor para los ejecutivos? Esto lo menciono por que cada vez hay más artículos que se dedican únicamente a repetir lo obvio. Le pregunto al lector, ¿cuántas veces ha visto contenidos que dicen algo como: “Solo las empresas que se dedican a innovar, pensando en el cliente, sobrevivirán en el mercado del futuro”?

Queridos expertos en la última moda tecnológica, quisiera hacerles una invitación. Ya que su trabajo es buscar la adopción, casi siempre agresiva, de nuevos productos, ojalá dedicaran un poco más de tiempo y esfuerzo en demostrar su conocimiento. No se trata de generar tráfico ni de llenar las Time Line de las personas que los siguen, sino de crear contenidos nuevos y por qué no, mostrar con casos concretos la experiencia que ostentan.